Pasivo

Jose Javier Valdivia
Pasivo

En la contabilidad general, pasivo se refiere a los recursos disponibles para la empresa. Corresponden a deudas y obligaciones que forman parte del activo de la empresa y tienen un valor negativo para la entidad. Incluye todas las deudas de la empresa frente a un tercero que le permiten financiar el activo y que provocarán una salida de recursos.

¿Qué es pasivo?

Se entiende por pasivos los gastos de una empresa destinados a la formación de activos, así como las obligaciones de una entidad económica con relación a las contrapartes que actúan en calidad de acreedores.

Los pasivos se dividen en patrimonio y pasivos. En términos simples, los pasivos son deudas con terceros y el patrimonio es una fuente que no necesita ser devuelta. Los pasivos pueden denominarse fondos monetarios a expensas de los cuales se formó una propiedad.

Los pasivos se encuentran en el lado derecho de un balance y se componen de pasivos internos  (patrimonio) y  pasivos externos (provisiones para riesgos y cargas y deudas).

Tipos de pasivos

Los pasivos se clasifican de acuerdo con dos criterios básicos. El primero es la naturaleza de la formación. De acuerdo con este parámetro, los pasivos se dividen en las siguientes categorías:

Capital y reservas

Representan capital social, fondos de acumulación, utilidades retenidas y otras fuentes similares de formación de activos.

Obligaciones empresariales

Se dividen a su vez en dos grupos: a corto plazo, que prevén reembolsos de hasta un año, y a largo plazo, con un período de cierre superior a 12 meses. Ejemplos de pasivos financieros de una organización son la deuda por préstamos, los pagos de impuestos diferidos, las deudas con las contrapartes, etc.

  • Pasivos corrientes o de corto plazo
  • Pasivos no corrientes a largo plazo
  • Pasivos contingente.

Pasivos corrientes (a corto plazo)

Los pasivos a corto plazo son obligaciones que deben pagarse en un tiempo límite de un año, por lo que se denominan pasivos a corto plazo o corrientes. La gerencia debe vigilar de cerca los pasivos a corto plazo para asegurarse de que la empresa tenga suficiente liquidez para cumplir con las obligaciones de estos pasivos dentro del período de tiempo más corto.

Estos son los tipos más comunes de pasivos a corto plazo:

  • Cuentas por pagar
  • Principio e intereses a pagar
  • Préstamos a corto plazo
  • Impuestos pagables
  • Gastos acumulados
  • Ingresos no devengados

Pasivos no corrientes (a largo plazo)

Los pasivos a largo plazo son deudas que no necesitan ser pagadas dentro de un período de 12 meses (1 año). Todos los pasivos a largo plazo vencen a más de un año en el futuro y generalmente se denominan pasivos no corrientes.

Estos son los tipos más comunes de pasivos a largo plazo:

  • Documentos por pagar a largo plazo
  • Impuestos diferidos
  • Obligaciones con el público
  • Hipoteca por pagar
  • Arrendamientos capitales
  • Pasivos Contingentes
  • Gestión de pasivos

Pasivos Contingentes

Los pasivos contingentes no son tan comunes, pero surgen ocasionalmente y es bueno comprender los conceptos básicos. Dos de los tipos más comunes de pasivos contingentes son los juicios y las garantías de productos.

Los pasivos contingentes en realidad se parecen más a los pasivos potenciales porque se registran en función del resultado de un evento futuro.

Estos son los tipos más comunes de pasivos contingentes:

Una empresa enfrenta una demanda de 200.000 euros, la empresa querrá incurrir en un pasivo contingente de 200.000 euros por este evento futuro. 

Por lo tanto, un pasivo contingente solo se registra si la probabilidad de que ocurra el pasivo es del 50%. Si la empresa gana la demanda o se retira, entonces no surgiría ninguna responsabilidad.

Interacción de activos y pasivos

Uno de los principios básicos de la contabilidad es que los activos y pasivos de una organización siempre son iguales. Esto se logra reflejando cada transacción en dos cuentas a la vez: en una para crédito y en la otra para débito. La regla se llama el método de doble entrada.

Ejemplo

En la operación de la compra de un ladrillo. La contabilidad de los activos de la organización refleja la transacción al reducir la cantidad de efectivo y aumentar la cantidad de inventario en la misma cantidad.

Por lo tanto, el valor total no cambia. La transacción no afecta los pasivos de ninguna manera. El resultado del trabajo del contador y el funcionamiento de la regla de la doble entrada es que la suma de activos y pasivos se mantiene igual.

Diferencia entre activos y pasivos

Como se señaló, un activo se diferencia de un pasivo principalmente en que actúa como fuente de ingresos. Es importante comprender que esta capacidad está determinada por las acciones del propietario y no por las características de la propiedad.

Ejemplo

El apartamento, que es utilizado por el propietario para su propia residencia, actúa como un pasivo. Pero, entregado al arrendatario, se convierte en un activo, ya que genera ingresos.

Una situación similar se desarrolla en relación con casi cualquier tipo de propiedad. Lo principal que distingue a los activos de los pasivos es la forma en que los utiliza el propietario.

Los conceptos de "pasivo" junto con los de "activo" se encuentran, con razón, entre los más utilizados en el ámbito económico y contable. Por lo tanto, la comprensión de la esencia de cada uno, así como la relación obviamente presente entre ellos, se considera tan importante. Especialmente, para contadores y economistas en ejercicio, así como para líderes empresariales.

Podría interesarte: Significado de Paradigma, Paisaje y Persona.

¿Que te ha parecido el articulo?
Si deseas leer más artículos similares a “Pasivo”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Letra P.
DMCA.com Protection Status